Reducción del volumen de los residuos orgánicos de podas urbanas y su uso en el compostaje

En vista del desafío enfrentado por el municipio en la recolección y descarte de los residuos orgánicos, provenientes de podas recogidas en los alrededores del municipio, el ayuntamiento adquirió un chipeador de ramas Lippel, el cual realizará el procesamiento de estos residuos.

Uno de los grandes desafíos era el transporte de los restos de podas, ya que éste es un material muy voluminoso. Ahora, con el chipeador de ramas, el equipo de limpieza urbana podrá reducir el volumen de este material en un 70%, generando una gran economía en viajes para el transporte de los residuos, además de ahorrar tiempo de trabajo; tiempo que se puede utilizar en una cobertura aún mayor de los servicios de mantenimiento por la ciudad.

Otra ventaja del uso del chipeador de ramas por el municipio es la posibilidad del reaprovechamiento de los residuos por medio del compostaje.

El proceso del compostaje orgánico trae muchos beneficios tanto para el medio ambiente y para la población del municipio.

Por medio del compostaje es posible hacer el aprovechamiento de residuos que muchas veces son apenas descartados. También, gracias a este proceso es posible producir un rico compuesto orgánico que puede ser usado en la fertilización del suelo, actuando como un rico abono natural, totalmente libre de productos químicos que pueden perjudicar el medio ambiente.

Gracias al manejo inteligente de los residuos orgánicos producidos por la ciudad, es posible ahorrar tiempo y recursos de la ciudad, los cuales podrán ser utilizados de manera más amplia en beneficio de la población.


Compartir