Pruebas de rendimiento y mejora de los equipos

En Lippel, el rendimiento de sus equipos es una prioridad. Recientemente la línea de chipeadoras de ramas PTU 300 recibió una nueva gama de motores electrónicos, que fueron rigurosamente probados.

Para garantizar el mejor rendimiento, el chipeador de ramas se pone en acción mientras los datos de operación son recogidos por un ordenador. Los datos son analizados por expertos, que determinar si hay ajustes necesarios y cómo mejorar el rendimiento del equipo al máximo.

Sólo después de pasar por extensas pruebas los equipos serán comercializados y suministrados a nuestros clientes. En Lippel el rendimiento no es opcional.


Compartir