Generación de empleos por el tratamiento y procesamiento del combustible sólido

En años recientes, la preocupación por la salud del medio ambiente ha aumentado y se ha ganado un nuevo ímpetu. En vista de la salud del medio ambiente, se ha aumentado mucho la búsqueda de fuentes de energía renovables y limpias.

La respuesta a esta búsqueda es la utilización de la biomasa como combustible sólido limpio y eficiente.

La biomasa se ha demostrado ser una poderosa opción en la sustitución del uso de combustibles fósiles, ya que presenta un alto poder calorífico y representa una gran reducción de los gases de efecto invernadero.

Las ventajas no son sólo para el medio ambiente. Por medio del uso inteligente de los residuos de madera, provenientes de podas urbanas, desbaste de áreas de reforestación o incluso residuos del uso industrial, se han generado nuevos empleos y oportunidades.

Para ello, Lippel ha desarrollado una gama de maquinaria y plantas de tratamientos de biomasa de altísima calidad. Las plantas de tratamiento de la biomasa son un perfecto ejemplo de medios inteligentes para reaprovechar residuos orgánicos generando empleos e ingresos para la empresa. Una vez que disminuye el uso de fuentes de combustibles no renovables y pasa a hacer uso de virutas de madera o briquetas -una forma de energía renovable y limpia- la empresa tiene un rápido retorno a su inversión generando una gran economía de corto a largo plazo .

Por el uso de materiales de alta calidad e ingeniería de punta, Lippel garantiza que su inversión no se perderá en el camino, pero que la maquinaria tendrá una larga vida útil y, por tratarse de una empresa nacional, un costo muy reducido de mantenimiento y rápido servicio.


Compartir