Frota de Chipeadoras de ramas entregada a la cliente de Chile

Recientemente Lippel realizó la exportación de una flota de Chipeadoras de ramas a un cliente en Chile.

Esta empresa trabaja en el ramo de distribución de energía eléctrica, y, como todas las empresas en este sector, enfrentaban dificultades con respecto al crecimiento de las ramas de árboles sobre los cables de energía, siendo siempre necesario mantener la poda de los árboles al día.

La empresa ya realizaba la poda constante de árboles para mantener la salud de las plantas y la seguridad de los cables de la red eléctrica, pero el realizar el transporte de todo el resto de podas a un relleno era muy costoso y demandaba mucho tiempo.

El objetivo de la empresa era reducir el tiempo y el costo de mantenimiento de la poda urbana. Para ello la empresa adquirió una flota de chipeadoras de ramas Lippel para entonces realizar la trituración de todos los residuos de poda directamente en el lugar de trabajo, reduciendo así el volumen de la poda en hasta 80%, reduciendo así grandemente la necesidad de viajes para descarte del producto, material, consecuentemente reduciendo los costos.

Otra ventaja presentada fue por medio de la posibilidad de reaprovechamiento del material. Antes el material era apenas descartado en un terraplén, perjudicando el medio ambiente y desperdiciando un material tan rico. Ahora, gracias a tener un material ya triturado en tamaño uniforme, la empresa va a realizar compostaje orgánico, utilizando el abono generado para plantas en locales propios de la empresa.


Compartir