Entrega de quince chipeadoras de ramas para limpieza urbana en São Paulo

Recientemente, Lippel cerró negocio con una proveedora de energía en el estado de São Paulo, donde la empresa estará recibiendo 15 chipeadoras de ramas para la limpieza urbana del estado.

Esta empresa ya poseía otros equipos que adquirieron en el pasado, pero ahora decidieron renovar su flota y también aumentar la seguridad de la operación durante la recolección y procesamiento de podas urbanas. En Lippel esta proveedora de energía encontró la solución para mejorar la seguridad de los equipos, donde Lippel tuvo que adecuar todos los equipos a las necesidades específicas de nuestro cliente.

Otra medida tomada por Lippel fue el suministro de un plan de asistencia técnica, donde Lippel proporcionará todo el mantenimiento preventivo y correctivo en los equipos por un período de 15 meses, donde la empresa no tendrá que preocuparse por la realización de estos mantenimientos.

El objetivo de los equipos es triturar ramas y restos de podas provenientes del manejo de árboles en los perímetros urbanos, ya que las ramas que se apoyan en los hilos de electricidad podrían causar problemas al cable. Así, esta empresa puede mantener el cableado eléctrico de la ciudad en buen estado y dar un destino correcto a los residuos orgánicos provenientes de la poda.

Una vez triturado, el material es donado a los socios de la proveedora de energía con el objetivo de realizar el composto orgánico, produciendo cerca de 9,8 toneladas de abono orgánico por mes.

Este abono es entonces utilizado en el paisajismo y hortalizas en diversas regiones del estado de São Paulo.

"Percibimos una oportunidad para el reaprovechamiento de las ramas de los árboles que podamos. Esto, además de traer beneficio ambiental, también garantiza que el ciclo de nuestras podas sea hecho de la manera más correcta posible ", comentó el gerente de la empresa.


Compartir