Diseño ambiental con una chipeadora de ramas para la reducción de basura orgánica en escuelas

El proyecto Basura Cero fue creado con el objetivo de recolectar y destinar de forma ambientalmente correcta los residuos sólidos urbanos de manera a ahorrar recursos públicos y promover acciones socioambientales.

Recientemente una alcaldía tomó otra acción para participar activamente en este proyecto. Una prefectura en el estado de Santa Catarina realizó la adquisición de una chipeadora de ramas Lippel para la trituración de residuos orgánicos.

La utilización de este equipo promoverá la economía de los recursos públicos del municipio, ya que el descarte de los residuos orgánicos generaba un gran costo en logística de transporte al vertedero municipal, además de perjudicar al medio ambiente por liberar gases del efecto invernadero en la atmósfera.

Ahora, al triturar el material, éste puede alcanzar una reducción de hasta un 80% del volumen del material bruto, lo que genera un ahorro de hasta un 80% en el transporte del material. Pero aún más importante es que, una vez que el material es procesado por el triturador de ramas, él está listo para ser reaprovechado por medio del composta orgánica.

El reaprovechamiento de este material genera economía en la compra de fertilizantes artificiales, ya que por medio del compostaje se produce un abono orgánico de la mejor calidad.

Además del beneficio económico, se presenta un gran beneficio social.

Esta municipalidad pasó a utilizar el triturador de ramas también en la trituración de residuos orgánicos de escuelas, preparando el material para ser utilizado en la huerta del colegio, involucrando así educadores, alumnos y familias de los alumnos en esta acción ambiental, enseñando alumnos desde temprano a trabajar a favor del medio ambiente, además de crear un mejor ambiente de enseñanza.

Este proyecto ya está trayendo beneficios ahora para el ayuntamiento y para la población, además de auxiliar también a otros sectores del municipio como las escuelas.


Compartir