Chipeadora de ramas para limpieza de vías urbanas y aplicación en el compostaje

Con las nuevas normas de descarte de residuos verdes surgió la necesidad de buscar alternativas viables para el mantenimiento de áreas verdes dentro de ciudades, así como para la limpieza y mantenimiento de árboles que se encuentran en vías urbanas y carreteras.

Para adecuarse a esta nueva realidad, muchos implementaron nuevos planes de limpieza urbana que incluyen el reaprovechamiento de los residuos orgánicos provenientes de las podas urbanas por medio del compostaje.

La composta orgánica hace posible que los residuos de podas sean reutilizados para volver a la naturaleza de forma beneficiosa, enriqueciendo el suelo para la plantación de nuevos árboles y plantas tanto en vías públicas, como en huertos municipales o en escuelas.

Con el objetivo de atender la demanda en la limpieza urbana, Lippel ha invertido para ofrecer la mejor tecnología disponible en el procesamiento de restos de podas del manejo de árboles. Por medio de la trituración del material, prefecturas y prestadores de servicios pueden utilizar un camión para transportar en apenas un viaje, la misma cantidad que ocho camiones transportar si los restos de árboles no se trituran, generando un gran ahorro de recursos en transporte.

Otro medio de generar economía de los recursos públicos o privados es el compostaje en sí. El compostaje, no sólo hace posible realizar el descarte de los residuos orgánicos sin perjudicar el medio ambiente, pero también produce un abono orgánico de la mejor calidad, que puede incluso eliminar por completo la necesidad de comprar fertilizantes para aplicar en árboles o huertas y plantaciones.

Con ello, muchos se han beneficiado de la composta orgánica, reaprovechando este material, desde por realizar su distribución para agricultores, que aplican el abono en sus plantaciones, como por medio de su uso en huertos, escuelas o incluso la comercialización de abono orgánico.


Compartir