Chipeadora de ramas Lippel siendo utilizado en la gestión de residuos sólidos provenientes de la poda urbana

Recientemente, Lippel realizó la entrega de una Chipeadora de ramas modelo PTU 300 que se utilizará en la gestión de los residuos sólidos procedentes de la poda urbana.

Esta empresa se destina a la recolección selectiva, gestión de los residuos sólidos urbanos y el compostaje de los residuos orgánicos. Esta empresa no realiza la poda de árboles, entonces este proceso se realiza de forma sectorizada, siendo posible que ella se dedique plenamente la gestión de los residuos, se encargue de realizar la recolección y trituración de ramas de árboles.

Una vez que la trituración de los residuos orgánicos es realizada, el material es entonces encaminado para su aplicación en la composta orgánica, preparando estos residuos para su reintegración al suelo de la forma más adecuada al medio ambiente.

El compostaje presenta la posibilidad de descomponer los residuos orgánicos reduciendo la producción de gases de efecto invernadero, gases que se liberan en la atmósfera cuando el material se descompone en lugares abiertos sin ser triturado.

El impacto ambiental de la realización del compostaje es nulo, además de posibilitar el reaprovechamiento de los residuos orgánicos, una vez que el compostaje se completa el material resultante es un abono orgánico de altísima calidad, que puede ser aplicado entonces en huertos municipales, jardinería urbana, escuelas y otros proyectos sociales que apuntan a la concienciación ambiental y arborización de municipios y áreas privadas y públicas.

Con esta Chipeadora de ramas la empresa estará disminuyendo los costos en la gestión de residuos sólidos y reduciendo el impacto ambiental de esa gestión.


Compartir