Reciclaje de madera

El reciclaje desempeña un papel importante en la reducción de los residuos sólidos. Dado que en el año 2010 la Unión Europea recicló el 31% de toda su basura generada, y considerando una tasa de reciclado del 1% del PIB de la Unión Europea. Sin embargo, Brasil recicla sólo el 13% de sus residuos urbanos, perdiendo 8 mil millones al año según el Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea).

Los residuos no aprovechados han llenado basuras públicas, lo que acaba siendo un serio problema ambiental. Para acabar con este problema, se creó la Política Nacional de Residuos Sólidos, que establece principios, objetivos, instrumentos y directrices para la gestión de residuos sólidos. El tratamiento de estos residuos tiene el siguiente orden de prioridad:

  1. No Generación
  2. Reducción
  3. Reutilización
  4. Reciclaje
  5. Tratamiento de Residuos Sólidos
  6. Disposición final ambientalmente adecuada de los residuos

La Ley 12.305 / 2010 viene a obligar a que las empresas y los alcaldes se adecuen. Sin embargo, muchas prefecturas no consiguieron cerrar los basurales, que serán sustituidos por rellenos sanitarios, pero tienen costos elevados. Para implantar rellenos sanitarios es esencial reducir el volumen, ya que si el volumen de residuos que se destina a los basureros se coloca en vertederos, entonces en poco tiempo se volverá inviable económicamente.

Para reducir el volumen es necesario que se reutiliza con el compostaje, donde ramas, troncos y árboles triturados y mezclados con otros residuos orgánicos, produzca un abono de excelente calidad. También del reciclaje que residuos como cartón, vidrio y metales que puedan volver a las industrias y disminuir la generación de nuevos residuos. Con estos procesos, el volumen de residuos disminuirá drásticamente, donde es posible tratar y depositar en rellenos sanitarios.